13 jul. 2015

¡AY , BERGOGLIO, BERGOGLIO!


“Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común”

  No puedo estar mas de acuerdo con estas palabras, pero...el que las pronunció no está pensando en la misma solución al problema que pienso yo.
 El Papa Francisco I está de gira por América del Sur y en su bolo de Bolivia soltó su discurso mas íntimo, se desmelenó a lo Ché y enfervorizó a sus fans que ni el mismísimo Bruce Springsteen con palabras como:

“¿Qué puedo hacer yo, cartonero, catadora, pepenador, recicladora, frente a tantos problemas si apenas gano para comer? ¿Qué puedo hacer yo artesano, vendedor ambulante, transportista, trabajador excluido si ni siquiera tengo derechos laborales? ¿Qué puedo hacer yo, campesina, indígena, pescador que apenas puedo resistir el avasallamiento de las grandes corporaciones? ¿Qué puedo hacer yo desde mi villa, mi chabola, mi población, mi rancherío cuando soy diariamente discriminado y marginado? ¿Qué puede hacer ese estudiante, ese joven, ese militante, ese misionero que patea las barriadas y los parajes con el corazón lleno de sueños pero casi sin ninguna solución para mis problemas?”

“¡Mucho! Pueden hacer mucho. Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos, en su capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de «las tres T» (trabajo, techo, tierra). ¡No se achiquen!”


Ahí tenemos a Evo morales con su Che en la pechera de su chupa.
En cada actuación, Bergoglio suelta su discurso inspirado en el comunismo mas rancio. Su palabra es "La internacional" en prosa. Destila comunismo de alta graduación.

Los comunistas sudamericanos no caben de gozo. "La quinta pata", una autodenominada "publicación alternativa de luchas sociales y derechos humanos" de Mendoza (Argentina).  ha dicho:

Tenía razón Rafael Correa cuando dijo que estamos viviendo un “cambio de época y no tan sólo una época de cambios.” Porque, ¿quién podría haber imaginado que un Papa pronunciara un discurso como el que Francisco dijo hace apenas unas horas en el Encuentro de Movimientos Sociales que tuvo lugar en Santa Cruz de la Sierra? Toda la teología de la liberación y gran parte del argumento crítico del marxismo latinoamericano sobrevolaba en ese recinto mientras Francisco hacía uso de la palabra. Denuncias contra los monopolios, contra los medios hegemónicos, contra las grandes potencias, contra la depredación capitalista, contra “esos tratados que se llaman de libre comercio”, el perdón de la Iglesia por los crímenes cometidos contra los pueblos originarios, etcétera, etcétera, etcétera. 


 Un Bergoglio que  pide "humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América".

En este párrafo hay dos partes:
 -"Las ofensas de la propia Iglesia..." El gaucho sabrá a qué se refiere y...
 - "Los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América".
A este tío le hace mucha falta leer un poco. Será jesuíta pero o tiene una ignorancia oceánica de historia, por lo que le recomiendo leer "Las leyes de Indias", o tiene muy mala baba o ambas cosas a la vez.

Pronunciar esas palabras teniendo delante a un indio puro como Evo Morales, delante de todo un auditorio de indios puros,  un continente entero lleno de sangre indígena... es una mamarrachada impropia de un obispo de Roma.

¿Qué le vamos a hacer? Los católicos tienen un Papa Che. Ignorante y con mala hostia, pero Che.




No hay comentarios: