26 oct. 2010

BOB ESPONJA



Tengo hijos pequeños, de tres y seis años a los que les encanta jugar. Han aprendido -les he enseñado- a jugar sin pilas ni pantallas. Las pelotas, las bicicletas son su mejor entretenimiento al aire libre. En casa construyen, con piezas de madera, desde un puerto pesquero hasta el templo de Zeus que ven en la película "Hercules", reconstruyen la batalla de Odessa con sus carros de combate en miniatura o celebran un campeonato de fútbol con sus chapas. Nada de consolas. De momento.

De la tele les encanta Bob esponja. De él os quería yo hablar.

Los personajes de los dibujos animados no son tanto lo que son en sí mismos si no en cuanto a la contraposición respecto del resto de personajes de la película o la serie.
Me explico. Por ejemplo, para mí, Mickey Mouse no me dice gran cosa. De entre los personajes clásicos de Disney prefiero a Donald. El Pato Donald tiene linaje. Tenemos referencias hasta de su Tatarabuelo paterno "Cornelius Coot" y de un sinfín de familiares y ancestros. Pero sus coetáneos son los que me interesan. Mientras que Donald es desprendido tenemos a su tío materno "El tío Gilito", usurero y no ama más que a su propio dinero del que solo saca provecho amontonándolo.
Donald tiene novia, Daisy y una hermana gemela, Della. Los hijos de esta son su adoración. Con sus sobrinos correrá sorprendentes aventuras. Se desvive por Jaimito, Juanito y Jorgito.

Donald también es antitético a su primo, el olgazán Narciso "bello".

¿Qué veo de bueno en la serie de Bob esponja?.

Lo primero, Bob esponja no se puede decir que sea un adinerado, trabaja en la cocina del "crustáceo crujiente" haciendo hamburguesas. Disfruta con su trabajo, se esmera en hacerlo bien, cuida de los utensilios, se esfuerza en mejorar, se lo pasa bien haciendo "burguer cangreburguer". Las prepara con amor. Excelente ejemplo de dignidad del trabajo manual.

Amante de los animales tiene una mascota llamada Gary. Un caracol con cierto comportamiento de gato.
Pulcro y aseado pero austero en el vestir.

Su jefe, el señor cangrejo, es un "usurero de cuidao". Se pasa el día contando hasta el último céntimo. Aprovecha cualquier circunstancia para hacer negocio. Es el vivo ejemplo del capitalista sin escrúpulos. Tanto es así que en el episodio “una basura de Cangrejo”, Don Cangrejo menciona que profanaría un sepulcro por el dinero.

Otro personaje es Plancton. Plancton vive en el cubo con Karen, su computadora y querida “esposa”. Regenta el restaurante "El cubo de cebo", competencia de "El crustáceo crujiente". Plancton es tan miserable que su única obsesión es robarle a Señor Cangrejo la receta secreta de las Burguer Cangreburguer, en lugar de crear su propia receta. Ejemplo de falta de originalidad y de iniciativa.

La antítesis total de Bob Esponja es Calamardo. Trabaja en el "Crustáceo crujiente" tomando los pedidos de los clientes y está al cargo de la caja registradora. Vago como él solo, no comprende que a Bob Esponja le guste trabajar. Trata mal a los clientes. No tiene amigos, ni los quiere tener. No soporta las locas ocurrencias de Bob y su amigo Patricio. Todo le molesta. Se refugia de todo el mundo tocando su clarinete (¿Alusión a Woody Allen?). De aspecto semítico, tiene aires de grandeza creyéndose en posesión de talento para las artes.

Los creadores de la serie le quieren tan mal que hasta en un episodio se descubre que Calamardo es masón.

La sintonía que encabeza cada capítulo tiene sabor a canción militar de marcha a paso ligero en el que la tropa responde a las consignas del capitán.




Por todo ello, y hasta que alguien me demuestre lo contrario, ¡Viva Bob Esponja!







13 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

He visto alguna que otra vez esa seria haciendo zapping o tiempo para ver otra cosa, y la verdad es que nunca lo había visto de esa manera.
¡Joder, quien me iba a decir que Bob Esponja era un ejemplo a seguir, jajaja!...

Kinderastur dijo...

Hace ya algunos meses con unos camaradas hablamos de este tema, hasta pensamos en hacer una concentración llevando en vez de banderas, globos de Bob Esponja.

Reenviaré esta entrada para retomar el tema, fíjate que una cosa que empezó como una broma igual se convierte en un nuevo Movimiento Nacional,...pena que no sea español el personaje.

Un Saludo y gracias por hacerte seguidor de mi blog.

DΛORINO dijo...

Movimiento Esponjista, jajaja... sería muy bueno Kinderastur.

Speer, este artículo merece toda mi gratitud porque veo que no soy el único en apreciar TODO LO QUE SIGNIFICA BOB ESPONJA, jajaja... Mi novia sólo insulta a Bob y yo digo QUE LO RESPETE y que me encanta todo lo que hace, jajajajaja... aunque a veces los guionistas obliguen a hacer a Bob unas tonturas y barbaridades a que… vaya tela, jajaja… Una cosa que quizá deberías haber mencionado es la calidad como "persona" de Bob: siempre está dispuesto a ayudar, siempre está dispuesto a colaborar. Esto va en consonancia con lo que podría ser una mentalidad COMPROMETIDA EN LO SOCIAL, CON SU GENTE, CON SUS AMIGOS. Pero bueno, esto se desprende de tus conclusiones, BOB NO ES EGOÍSTA, ES TODO ENTREGA Y PASIÓN POR LO QUE HACE.

Hasta pronto.

¡Viva Bob Esponja!

Titania dijo...

Yo tengo un peque y gracias a él estoy superenganchada a Bob Esponja. Es un personaje que, aunque a primera vista quema bastante por incauto, está lleno de buenos valores.

SPEER dijo...

A Titania y Daorino:
¿A que sí?
Esfuerzo, puntualidad, entrega, solidaridad...Son valores que subliminalmente impregnan al personaje.
Nada de ello lo encontramos en los Simpsom.
Por otra parte -y se me había olvidado comentar en la entrada- cuando todos los pobladores de "Fondo de Bikini" son presentados como masa, se aprecia la crítica a la maleabilidad de la sociedad.
Gracias por los comentarios. Ya estaba yo pensando que era un raro por gustarme Bob Esponja a mi edad.

SPEER dijo...

Kinderastur y Soldado Vikingo, tenemos que fundar el comando "Bob Esponja" para darle una zurra de las buenas a los putos LUNISSSSSSS.
!GRRRR... No los soporto! Y de paso espabilamos también al memo de Caillou.

DΛORINO dijo...

Es muy interesante esto de hablar sobre dibujos animados. Hace tiempo pensé escribir sobre Los Caballeros del Zodiaco o Naruto, series anime. Son series que siguen muchos jóvenes y cuando yo las veo me quedo sorprendido por los contenidos. Me digo: “¿cómo es posible que no se les pegue nada?” Al margen de lo fantástico y fantasioso, transmiten valores muy positivos: la amistad, la camadería, la familia, el honor, la nobleza, el compromiso… Y también ese culto a la fuerza y a ser cada vez más fuerte, tanto física como mentalmente. En el anime se ven cosas muy interesantes, como la servidumbre: la fidelidad de un siervo o un ciudadano a su señor o jefe o poblado. Por lo tanto, no subestimemos los dibujos animados, pueden enseñar mucho, y, además, y Speer lo sabe y bien –porque lo cumple-, un padre debe estar atento a lo que ven sus hijos. Otros dibujos que me llaman la atención son los de Pocoyo, jejejejejeje… me gusta la inocencia de ese niño, que no llega a la tontura de Caliu, y las aventuras que tiene con sus amigos, jejejeje… Además, ese espacio en blanco, como vacío, tiene su encanto, es un espacio donde todo parece posible, o al menos se tiene esa sensación.

Hasta pronto.

Palleter dijo...

Teneis razon vista asi la serie esta bien,por lo menos pasas un buen rato divirtiendote.un saludo desde valencia.

Soldado Vikingo dijo...

Lo de la "División Bob Esponja" promete. Aunque tampoco nos aficionemos mucho, que a lo mejor leen esto los "progres" y ya salen diciendo que Bob Esponja es utilizado para "adoctrinar" a los críos en el "totalitarismo".
En cuanto al comentario de Daorino, cuando yo tenía 14 años vi algunos capítulos de la serie de Naruto, la verdad es que estaba entretenida, y todo eso del karma y los chacras de la cultura oriental me parece interesante. Eso si, yo no creo en la servidumbre, nadie es mejor que nadie por nacer en la clase social alta o baja de una determinada sociedad, pero si que veo bien que los mejor preparados sean los que manden (independientemente de su origen) y los subordinados colaboren ocupando su lugar, trabajando entre todos y donde a cada uno le corresponde es lo mejor.

DΛORINO dijo...

Yo tampoco creo en la servidumbre, Soldado, jejeje… no quería dar a entender eso, simplemente dije que me parecía interesante. Más que servidumbre, tenía que haber empleado la palabra vasallaje, que ojo, ser vasallo no es ser siervo, los vasallos eran nobles que servían a alguien por encima en la jerarquía. Eran nobles de rango inferior. Es como decir que el soldado es vasallo del cabo, el cabo del sargento, el sargento del teniente, el teniente del capitán, el capitán del comandante, el comandante de un general… y todos muy dignos en su puesto, todos sirviéndose mutuamente. El vasallaje era el modo jerárquico feudal, un contrato entre las dos partes, el señor y el vasallo, y algo muy noble y que desgraciadamente se ha perdido. Así que ojo, servidumbre no es como vasallaje. Tenía que haber empleado el segundo término.

http://es.wikipedia.org/wiki/Vasallo

Es algo interesante que se ve en las series anime -no en todas las series-. Servir a alguien –nosotros servimos a nuestra nación española y en un futuro espero que hablemos de nación europea- o a algo no es malo. Hay que ser excelentes en el mandar y en el obedecer, y nunca obedecer a cualquiera. Un vasallo elige a su señor y el señor a su vasallo y ambos se sirven mutuamente. No sé si me explico.

Nosotros servimos a nuestra patria y estaríamos dispuestos a seguir a un buen líder. El vasallaje es algo muy denostado por la verborrea políticamente correcta.

Hasta pronto.

Anónimo dijo...

Este Bob Esponja es a todas luces un andrógino y una de las tantas puntas de lanza del sionismo para castrar a los niños occidentales e imponer la nefasta agenda gay.
Realmente camaradas, las posiciones presentadas me parecen decepcionantes...

Anónimo dijo...

Vamos a ver, una cosa es que esa serie, según decís, tenga algunos elementos afines a nuestro mensaje, y otra muy distinta pensar en formar una "División Bob Esponja'' e ir a las manifas con globitos y banderas del personaje... Creo sinceramente que resultaría ridículo y encima nadie se lo tomaría en serio, y encima ganándose el desprecio de algunos camaradas, que nos tacharían de "frikinazis'' y epítetos similares. Yo por lo menos me moriría de la vergüenza. Si es cierto que series como los Simpson, Family Guy y American Dad son en general de tendencias bastante progrirrojillas (sobre todo los Simpson y Family Guy) y bastante crudas a la hora de mostrar la supuesta "realidad social'', pero es que eso, al igual que muchos "animes'' japoneses que emiten en horario "infantil'', son en realidad dibujos para adultos, o como poco para adolescentes. La verdad tras leer este artículo me puse a ver un capítulo de la Esponja esta y me pareció un personaje digamos RIDICULO, ideal para convertir a nuestros hijos en los payasos de la clase. En cuanto a los animes, mucho cuidadín con ellos, ya que los japos están bastante tocados de la olla, y tienen géneros que constan de relaciones sexuales con niños y niñas (Shotacon y Lolicon, respectivamente), además de otras movidas como dispensadores de bragas usadas, y negociar empresarialmente en prostíbulos. Es preferible inculcar la lectura de obras vindicadoras de la Tradición, pero adaptadas a un nivel infantil, como puede ser El Hobbit o los mismos cuentos tradicionales, que ahora los progremierdas se quieren cargar "adaptándolos a los nuevos tiempos''.

Saludos

Anónimo dijo...

El hecho de que el personaje principal sea una esponja es bastante significativo, ya que estos animales son hermafroditas.

http://www.formulatv.com/1,20050124,774,1.html

http://www.dibujos-infantiles.com/imagenes-Bob-Esponja.html

Reconozcamos por lo menos que, acorde a su condición de hermafrodita, Bob carece absolutamente de virilidad. A mi juicio es un modelo lamentable a seguir para los niños. Espero que los camaradas reflexionen sobre esta siniestra figura y alejen a sus hijos de semejante corrupción.