21 dic. 2010

NAVIDAD 1942




Stalingrado, 24 de diciembre de 1.942





¡Querida Mamá!:
Para tu cumpleaños te mando mis más efusivas y cariñosas felicitaciones, te deseo para ti lo mejor del mundo. Ansío fervientemente de todo corazón que puedas seguir celebrando ese tu día festivo siempre gozando de excelente salud.
¡El día 11 de enero, pensaré intensamente en ti, querida mamá!
Acabamos de prepararnos una corona de adviento que debe servir a la vez como abeto de Navidad.




Una pequeña corona de adviento, papel de fumar como filetes de plata y unas velas, ni sabemos donde las hemos encontrado. Quizás en una mochila de campo.
Ahora ya reina el ambiente navideño. Nuestros pensamientos están en casa con la familia, con los padres y hermanos.
Por supuesto, la cruda realidad es totalmente diferente, sólo tienes que dar unos pasos, entonces sientes la guerra en tus propias carnes...




Stalingrado, sábado 26 de diciembre de 1942



¡Mi querida Ruth y cariño!


Lo siento mucho, pero tengo que comunicarte, que no he recibido durante estas Navidades ninguna felicitación.
Pero no he sido el único.
Durante la Noche Buena, al oscurecer, es decir a las tres horas (Nota: en todos los frentes valía la hora de la Europa Central) empezó la fiesta navideña, organizada por la banda militar; además estuvieron presentes el jefe de la compañía y algunos oficiales más. A cada uno se nos entregó un sencillo regalo, compuesto de una tableta de chocolate, 30 pitillos y algunas pequeñeces.
Además dispusimos para beber un poco de té, mezclado con ron.
También entonamos canciones de Navidad:


Querida Ruth, creo que no me da vergüenza si te digo, que me sentí emocionado y conmovido.
Durante esta hora mis pensamientos estuvieron con vosotros, mis queridos...
Francamente, tuve una sensación extraña. Pues nos encontramos en una situación insólita, ya que debemos prescindir de tantas cosas. En condiciones normales, seguramente nos hubieran colmado de correos por parte de nuestros queridos y parientes, pero bajo estas circunstancias no recibí ninguna carta ni un triste paquete
Una vez terminada la hora festiva la banda musical militar se dividió para tocar un poco de música navideña en los distintos refugios.
No obstante, hacia la medianoche se produjo un inolvidable efecto teatral. Toda la banda musical militar se reunió en una esquina.


Después subimos todos a un lugar de una colina, en lo alto de la ciudad, unos 100 metros delante del río del Volga y tocamos y cantamos varias canciones de Navidad.
Estuvimos esperando lo peor, dado que los rusos ya podían oír la música y nuestras voces y no sabíamos como los soldados del otro frente reaccionarían.
Ocurrió el milagro: todo quedo tranquilo: excepto la música festiva en esta Noche Buena; nos embargó el silencio y la emoción...


Nos retiramos nuevamente a nuestros refugios, sin que se oyera un solo disparo.
Ha sido un grato e inolvidable acontecimiento.
Todo estaba muy complicado y difícil, dado el frío que reinaba de tal forma que algunos instrumentos se congelaron.
Pero, como ya te he dicho anteriormente, bajo estas circunstancias fue algo maravilloso.
No quisimos alegrar a los rusos con nuestra música, si no a nuestros camaradas, que estaban situados delante en el frente.
Estoy seguro, que los rusos también se alegraron al otro lado del Volga por esta música tan bonita; por eso no se disparó.

Extraído de http://www.tabladeflandes.com/frank_mayer/frank_mayer172.html




3 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Un documento muy interesante.
Esa es la verdadera Navidad y su espítu, y no la fiesta materialista.
Seguro que algún ruso maldijo a su régimen por no poder vivir algo así.

León Riente dijo...

Seguro que sí.

Lo imperdonable fue la torpeza de algunos dirigentes alemanes en su política hacia la población civil de aquella zona. Ucrania, un territorio extenso, muy poblado y estratégico, se hubiera revuelto contra Moscú, sin duda.

Anónimo dijo...

Una maravillosa muestra del verdadero espiritu de la Navidad de unos héroes que deberian ser recordados con admiracion y puestos como ejemplo aqui en España.Creo que en los USA seria asi y habria mil peliculas sobre ellos.