28 DE DICIEMBRE


Me gustaría poder hacer el siguiente experimento.

Construir un mundo independiente al resto del planeta tierra, donde una generación entera de recién nacidos fueran todos ellos educados según los postulados de la progresía

Desconocen por completo que existen otras lineas de pensamiento aparte de la que reciben del sistema.  (¡Experimento cruel!)

Matrimonio gay, naciones discutibles, civilizaciones hermanadas, ideología de género, cambio climático etc, etc. Adoctrinados en toda la cutre-progresía de salón que tan asqueado me tiene. Todo, exceptuando un solo tema. EL ABORTO.

A esa generación "made in progrelandia" se les explica asépticamente en lo que consiste esa "intervención", y en un alarde de autentica libertad y sin manipulación de sus voluntades, se les pide una valoración al respecto.

Sospecho que semejante comportamiento aberrante les repugnaría por su extrema crueldad y a poco que los experimentadores les indujeran contra el aborto, todos los sujetos se harían activistas pro-vida.

¡Qué raro! ¡Progres contra el aborto!.

Esta axioma de política-ciencia-ficción sería perfectamente válido.


Entonces. ¿Que libertad de pensamiento tenemos en realidad en nuestro mundo real? ¿Que libre albedrío tiene ese joven que, por esos infortunios de la vida, se hace medio rojillo? ¿Defiende el aborto por voluntad propia o simplemente porque así se lo marca las siglas de su amo?


La falta de autentica libertad de pensamiento, la ausencia de razonamiento en las conductas políticas, es común en todas las ideologías. En TODAS. 

Tendemos al seguimiento ciego y a la sumisión sin tamizar las consignas impuestas. Pero ninguno de los postulados del N.S. o de cualquier movimiento  patriótico o identitario, me ha inducido al asesinato mas atroz e inhumano, como MATAR a un niño que no ha nacido.


No hay comentarios: