16 jun. 2010

MARICÓN ERES Y MARICÓN SERÁS




La Consejería de Salud de la Generalidad de Cataluña ha abierto un expediente informativo a la Policlínica Tibidabo de Barcelona por ofrecer terapias para curar la homosexualidad, por lo que podría ser sancionada con una importante multa económica.




La tricofagia, la anorexia, las fobias, el comportamiento antisocial, la ludopatía... son trastornos del comportamiento que, en España, cualquier sujeto que las padece puede ser atendido en centros especializados.




Si un individuo siente su homosexualidad como un comportamiento anómalo de la conducta, y tiene la necesidad de ser atendido por especialistas médicos, en España, no va a tener esa oportunidad.




La presión del lobby rosa hizo que la homosexualidad dejara de ser considerada un trastorno en 1973 por la Asociación Norteamericana de Psiquiatría, aunque la Organización Mundial de la Salud la mantuvo en su catálogo de enfermedades hasta 1990.




Dice la consejera de salud de Cataluña;



"La homosexualidad no es ninguna enfermedad, y la orientación sexual diversa es un derecho de libertad legislado en nuestro país".






Consideremos que la homosexualidad no es una enfermedad. (¡Vale!, aceptamos pulpo como animal de compañía), pero lo que representa este expediente a la policlínica es un recorte de la libertad de un individuo a intentar corregir algo que no le gusta de sí mismo.



No tenía referencia alguna de esa Policlínica Tibidabo, pero al entrar en su página me ha sido grato saber que es un centro donde ofrecen cursos de planificación familiar natural, postulándose contracorriente de los dictámenes cutre-progres imperantes actualmente. Sabiendo esto, quizás entendamos la persecución a la que este centro va a ser objeto.

6 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Si una persona teme caer en esas cosas y quiere pedir ayuda para evitarlo no se le debería poner ningún impedimento. ¿O es que quieren que la gente sea homosexual si o si?.

Apañó dijo...

¿Son "enfermedades" la ninfomanía o la satiriasis?
Existen tratamientos para las conductas promíscuas que he citado (adicción al sexo le llaman ahora) pero por lo visto no pueden existir terapias para la homosexualidad... ¿por?
Hay ninfómanas encantadas de serlo y otras preocupadas por su condición.
¿No debería tener cualquier homosexual los mismos DERECHOS que una ninfómana, un sátiro o Michael Douglas?
¿Eing?

León Riente dijo...

Lo más peligroso es el argumento de la "señora":
"La homosexualidad no es ninguna enfermedad, y la orientación sexual diversa es un derecho de libertad legislado en nuestro país"

Esto me recuerda a los procesos contra Galileo por su copernicanismo. Es que es parecido. El copernicanismo iba contra el dogma del momento. Los defensores de ese dogma no pueden aceptar en conciencia que su dogma no sea correcto. Y prefieren arremeter contra Galileo que admitir el error de ptolomeismo.

Esta señora consejera tiene su dogma, el progresismo. Como el progresismo ha establecido que la homosexualidad es una opción sexual y no una anomalía en la elección del objeto sexual (que es lo que realmente es y lo que los científicos decían antes de ser violentados por los lobbies gays), pues nunca podrá ser lo segundo. Es que lo han dicho ellos, los progres, poseedores de la verdad y la bondad absolutas, basándose en las enseñanzas para siempre irrefutables de Franz Boas y Margaret Mead. ¡Además está en el BOE, como va a ser falso!

axel dijo...

Evidentemente.. este Sistema mundialista , desde 1945, defiende la homosexualidad como ejemplo a seguir (No en vano la "internacional gay" militó a favor de "los aliados" y contra el III Reich. A este respecto hay que leer "Sodomitas" de Mauricio Kark).
Mientras NO se castiga que alguien pretenda cambiar de sexo o incluso se administre hormonas para hacerse homosexual... se considera "delito"
que alguien quiera dejar de ser homosexual...

gonzalo dijo...

Nientras tanto... sigue la escalada de acoso y derribo siempre contra quienes piensan diferente a ELLOS:
Lo leemos en "El mundo", "La Vanguardia" y en
http://montalbo.wordpress.com/2010/06/17/prohibido-en-nombre-de-la-libertad-sin-comentarios/

qbit dijo...

Su prioridad es el fomento de la homosexualidad porque su objetivo real es disminuir nuestra natalidad.