15 ene. 2016

ARMINAS PILECKAS


Fue mi camarada Javier P. quien me hizo llegar la noticia que a continuación "corto y pego".





El asesinato de un lituano por un sirio genera un conflicto diplomático
La embajada de Lituania en Estocolmo ha criticado duramente al Gobierno sueco porque elude dar información sobre el crimen para evitar hacer público que el asesino es de origen sirio.
  No era el primer incidente serio entre los dos jóvenes. A finales de noviembre la pelea entre Arminas Pileckas y un compañero sirio del colegio identificado como Ahmed, llegó a la dirección del colegio Góinge, en el que ambos estudiaban, y tuvieron que intervenir los servicios sociales. El trágico desenlace se produjo el pasado día 11, cuando el joven sirio, que tiene 14 años, fue al colegio armado con un cuchillo que no dudó en clavarle en el corazón a la víctima, de origen lituano. 

  Poco después, el joven moría en el camino hacia el Hospital Central de Kristianstad. De inmediato se abrió una investigación policial que se inició pidiendo los informes de los servicios sociales. Gracias a ello, los medios suecos han podido desentrañar la historia del enfrentamiento entre estos dos jóvenes en Brosby, un municipio de escasos 3.000 habitantes. 

  Cuando los servicios sociales se reunieron, por separado, con las familias de los dos menores tras el incidente de noviembre pasado contaron versiones muy distintas. El sirio de 14 años había contado en su casa que se habían peleado porque estaba siendo acosado, mientras que Arminas había explicado que se había limitado a defender a una compañera que estaba siendo acosada y de la que el joven sirio habría intentado abusar. Entonces, no se verificaron estas declaraciones, ahora, la Policía de homicidios ha hablado con varias familias de alumnos del centro que han confirmado que la versión de la víctima es la correcta. La misma alumna a la que estaba defendiendo el joven de origen lituano ha corroborado la versión y ha asegurado que los abusos que venía sufriendo de manos de Ahmed se pusieron en conocimiento de la dirección del centro que no había tomado medidas. 

 Los padres del joven sirio han defendido a su hijo explicando que si fue con un cuchillo al centro educativo fue para defender su honor. Mientras que los padres de la víctima se quejan de que la investigación no esté teniendo en cuenta las declaraciones de los menores que explican, según ellos, la realidad de los hechos. Es significativo el silencio mantenido por los grandes medios de comunicación suecos, sobre todo en lo que a los precedentes de la agresión se refiere. 

  Las declaraciones de los compañeros del joven lituano asesinado lo presentan como un buen compañero y una persona que jamás había planteado conflictos, perfectamente integrado en el centro y apreciado por alumnos y profesores.

   El padre de Arminas Pileckas, de nacionalidad lituana, ha acudido a las autoridades de Lituania para que medien ante el Gobierno Sueco para que se esclarezcan los hechos. Desde la embajada lituana en Estocolmo se ha pedido la información sobre la investigación, pero la respuesta no ha sido satisfactoria porque lo presenta como un posible caso de acoso escolar. 


 Respuesta desde Lituania 

  La falta de información al Gobierno lituano ha convertido este caso de asesinato en un asunto de Estado y, primero la embajada en Estocolmo, y después el propio Ministerio de Asuntos Exteriores, han criticado que el hecho de que el agresor sea de origen Sirio está bloqueando toda salida de información y consideran que se está ocultando para que no se critique la acogida de refugiados

  Unas declaraciones que fueron corroboradas por el padre del menor asesinado que en una entrevista en un medio lituano explicó como en Suecia las informaciones se están dando sesgadas. Según éste, no se cita la procedencia siria del joven que cometió el crimen porque se ha convertido en tema tabú toda la información sobre los crímenes cometidos por población inmigrante de ese origen.

   Del mismo modo explica que no es posible encontrar versiones claras en la prensa sueca de los hechos y los antecedentes al apuñalamiento. Una causa que, según el progenitor, se debe a que está prefiriéndose proteger al menor agresor antes que hacer justicia a su hijo.

   Un aspecto importante que sí que ha trascendido es que la puñalada, según ha confirmado la policía sueca, se dio desde detrás hacia delante y que tenía una trayectoria clara que buscaba encontrar el corazón. Sospechan que el joven agresor se ha podido documentar en la web o entre personas mayores de cuál era la forma en que debía hacerlo.