10 mar. 2012

SOBRE LAS TORRES DEL PAINE, ROTEM SINGER, LOS JUDÍOS Y EL ANTISEMITISMO

 El sentimiento de pertenecer a una misma comunidad, en este caso la Hispanoaméricana, se debe cultivar, pero parece que hay a quien le interesa que esa comunidad se diluya y se afana en ello. por ejemplo, el vocablo "Hispanoamérica" está siendo sistemáticamente desplazado por el de "Latinoamérica".
Si por los medios de información en España fuera, pareciera que América estubiera en otro planeta e Hispanoamérica en otra galaxia. Solo nos mencionan Hispanoamérica para informarnos de los Frikis de turno como el "Gorila Rojo",  Evo, o "El Dioni de la Pampa".
Ya no hay un programa como "300 millones" con el que podíamos estar al día de nuestro mundo hispano.
No sé si es influencia de haber sido seducido por la obra de Miguel Serrano o el respeto y admiración que tengo por Pinochet  (Visitad el enlace y os sorprenderá la gran actividad de la fundación Presidente Pinochet) pero el caso es que, de toda Hispanoamérica, tengo una inclinación especial por Chile.
¡Qué poco sabemos en España sobre Chile!. ¿Conoce alguno de vosotros lo que ha pasado en el Parque Nacional Torres del Paine?
Como podéis imaginar, Torres del Paine es un Parque Nacional. Está en la XII Región de Chile (Entre el macizo de la Cordillera de Los Andes y la Estepa Patagónica) y está declarado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera.
Entrando en materia, a finales de 2011 este Parque Nacional chileno sufrió un gigantesco incendio que consumió más de 20.000 hectáreas de bosque. El presunto culpable es un turista de 23 años que admitió su responsabilidad en los hechos, afirmando que de forma negligente quemó un rollo de papel higiénico, el cual generó el incendio.
El quid de la cuestión es que ese turista, presunto autor de este desastre natural, no es chileno, tampoco es español, no es australiano ni uzbeko...es ¡israelí!.
Vosotros os preguntaréis..¿Que tiene eso de relevante?.
Cuando Rotem Singer (que así se llama el sujeto) fue detenido se le confiscó el pasaporte y quedó en libertad restringida en  el hostal Casa de Juan, un recinto de Puerto Natales que sólo recibe a ciudadanos israelíes, teniendo que ir con regularidad al Juzgado correspondiente a firmar. Este  desplazamiento lo hacía custodiado en coche de la policía. La población de Puerto Natales, manifestaba su indignación por lo sucedido acosando al "mochilero" ("No fue agradable ir al juzgado. La gente golpeaba en las ventanas del auto de la patrulla" dice Rotem). Esto ha sido así hasta que el padre del joven fue a su rescate previo pago de US$ 10.000 (9.000 .- € ¿?).
 La revista chilena "CARAS", en su edición del 3 de febrero, publicó el siguiente artículo:

Torres del Paine en pie de guerra

Investigación

Por: Alexis Jeldrez

Miles de israelíes que vienen de un largo servicio militar a descansar al sur y empresarios turísticos de la zona viven un soterrado conflicto que saltó a la luz con el reciente incendio en el parque. Porque, independiente de si es o no responsable uno de ellos, los patagónicos tienen una larga lista de quejas contra estos visitantes y sus costumbres. Algunos, incluso, acusan la existencia de un plan para ocupar tierras chilenas.
Poco duraron en Puerto Natales los carteles que excluían a turistas israelíes del servicio en hostales y restoranes. “We don’t accept israelis” (“No se aceptan israelíes”), decían, reflejando los varios años de conflicto en la zona de Puerto Natales y Torres del Paine. Porque estos jóvenes que llegan después de haber hecho un servicio militar de tres años en Israel tendrían costumbres y hábitos que los lugareños resisten. “Hay aquí un rechazo cuando llegan en grupo los israelíes, que vienen de algo así como un Vietnam”, dice desde Punta Arenas, donde vive, el periodista André Jouffé, hijo de padre y madre judíos.
NO ES DE AHORA LA QUEJA COMÚN EN LA ZONA DEL PAINE por el carácter conflictivo de los turistas israelíes. Varios comentan de inmediato: “¡Pero eso siempre ha sido así!”. El tema se animó en la prensa por el debate de parlamentarios chilenos descendientes de palestinos. El senador del PPD Eugenio Tuma, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, se queja: “Miles de israelíes entran como Pedro por su casa y nadie les dice nada. Pero cuando hay una responsabilidad, un daño ecológico, si ellos son parte de destacamentos financiados por el Estado de Israel, ese Estado debería hacerse cargo de reparar nuestro patrimonio”.
No considera normal que unos 10 mil jóvenes que han prestado servicios armados en Medio Oriente recorran el sur de Chile y Argentina en planes de turismo pagados por su gobierno.
El diputado DC Fuad Chahín, animó la polémica en Twitter —tanto como Jouffé— al decir que estaba dispuesto a apostar que quien ha sido acusado del incendio en Torres del Paine es de “aquellos enviados por su Estado a Chile luego de matar niños palestinos”. Después, en ADN Radio ratificó que es un “hecho conocido y no desmentido hasta ahora —hay mucha literatura al respecto—, que los soldados israelíes, tras hacer el servicio militar, viajan preferentemente a la Patagonia, financiados directa o indirectamente por su Estado”.
A la polémica se le sumó otro ingrediente: el rumor ya legendario del “Plan Andinia”, un supuesto complot para desmembrar la Patagonia de la Argentina y de Chile y crear allí otro Estado judío. Estas discusiones sin filtros ni certezas sobre las informaciones propagadas echaron a correr el rumor de que los sabras vienen a “instalarse a la Patagonia, vienen a explorar, siempre andan con un instructor…”, y que vienen a familiarizarse con un territorio montañoso, distinto al de Israel, para estar preparados para cualquier guerra fuera de sus fronteras.
El Plan Andinia deriva de una mención del húngaro Theodor Herzl, intelectual judío del Imperio Austro-Húngaro, padre del sionismo político, que fue divulgada e interpretada profusamente en Chile por el escritor nazi Miguel Serrano, y ratificada en la revista Capital.
La historia: a fines del siglo XIX, Theodor Herzl propuso fundar el Estado de Israel en Palestina o Argentina. En 1904, los británicos ofrecen como alternativa un enorme territorio en Uganda. Finalmente, después de la Segunda Guerra Mundial y de los campos de exterminio nazi, se crea el Estado de Israel en el Medio Oriente.
El turista israelí tiene características muy especiales, admite Marcelo Isaacson, director ejecutivo de la Comunidad Judía de Chile, institución que ha reaccionado ante los comentarios de los parlamentarios Tuma y Chahín. Esto, a partir de la obligación de alistarse en el Ejército, de 18 a 21 años los hombres y de 18 a 20 las mujeres.
Para decirlo suave, terminan sus servicios en el Ejército “bien cansados”, sostiene Isaacson, por la inestabilidad de paz en la región. Y deciden viajar para conocer el mundo. Juntan plata trabajando un año en cualquier cosa, como meseros o en una fábrica. Y parten con el poco dinero que la mayoría junta. Les gusta recorrer Sudamérica: Brasil, Ushuaia, sur de Chile, Santiago, Machu Picchu. Recién después, regresan a su país para iniciar la universidad. “Esta es la verdadera historia de por qué vienen a Chile. No, como dicen, por el Plan Andinia. Todo eso es una gran mentira. El twitter de Daniel Jadue, vicepresidente de la Federación Palestina, pide cárcel para los sionistas. ¿Qué tiene que ver el sionismo con esto?”, agrega Isaacson.
HA EXISTIDO “UNA TENDENCIA GENERALIZADA EN EL PARQUE A NO ATENDERLOS”, admite Omar Quezada, administrador del Camping Pehoé, “pero nosotros no tenemos ninguna prohibición”. Es cierto que a la hora de pagar, son problemáticos, “regatean bastante”.
Katherine Mac-Cormick, técnica en turismo que trabaja en una empresa con campings y refugios de montaña en el área, se queja del estilo de estos jóvenes:
—Siempre tratan de pagar menos o de no pagar. Por eso ocupan todos los campings gratuitos del parque y hacen fuego en cualquier lugar. El día del incendio, cuando ya se estaba quemando todo, encontraron a otro grupo haciendo fuego con papel higiénico. Una compañera de trabajo llamó a la policía, y los israelíes casi le pegaron… Es que si tú les dices: “No pueden acampar aquí”, ¡acampan ahí! “No pueden hacer fuego”; ¡hacen fuego! Todo lo que tú digas, no vale. Si les reclaman, empiezan a gritar, y tú tienes que hablar más fuerte para que bajen el moño. Es súper complicado. Claro que no pasa lo mismo con todos. Tampoco existen prejuicios en su contra, pero lamentablemente la mayoría no respeta las reglas, y pone en riesgo a Torres del Paine.
Con los adultos suele no ser mucho más fácil. Quezada tiene experiencia con los que llegan a través de un operador. “Algunos grupos son un desastre: desordenados, bulliciosos. Hemos tenido experiencias complicadas”.
El que los entiende mejor es René Leiva, administrador de la Hostería Pehoé, la más antigua del Parque:

—Israel es un pueblo en el que las personas nacen, viven y mueren en guerra. Para ellos es muy difícil saber compartir.
Cuando se agudizó el problema luego del incendio provocado este verano en Torres del Paine, Jouffé se metió en el ojo del huracán al marcar la diferencia de educación de los judíos europeos y los judíos de Israel. Fue vapuleado en Twitter y Facebook por una columna publicada en el sitio GranValparaiso.cl titulada “Turistas judíos europeos y sabras”. “Sabras” es el nombre que se dan a sí mismas las personas nacidas y criadas en Israel. El periodista sostiene que los israelíes “han construido un Estado a costa de ciertas falencias en la crianza”. Y advierte que se debe distinguir entre lo que es la comunidad judía en general y los “sabras”, que viven en tensión bélica permanente. A diferencia de lo que ocurre en Europa, agrega, en Israel “son bastante salvajes en su educación”. Y no cree que los dueños de hostales acá sean antisemitas: los sabras “despiertan un antiisraelismo, no antijudaísmo”.
El asunto tuvo un brote furioso la última semana de diciembre cuando se involucró al mochilero Rotem Singer (23) en el inicio del incendio de Torres del Paine. Pero los letreros rechazando a judíos fueron claramente inconstitucionales e ilegales. “Ninguna empresa puede impedir el acceso a los consumidores sólo por su nacionalidad —recuerda el director del Sernac, Juan Antonio Peribonio—. Para la ley, no existen consumidores de primera y segunda categoría; todos somos iguales y tenemos los mismos derechos a acceder a los productos y servicios, chilenos y extranjeros”.


Interesante de leer este otro artículo, el titulado "MUSEO DEL HOLOCAUSTO", en esa misma revista.
¡Para qué queremos mas!.

La Agencia Judía de Noticias dice que "...el embajador de Israel en Chile, David Dadon, denunció una suerte de discriminación contra los turistas israelíes y acusó a los grupos neonazis de impulsar esta campaña".
¡Ya estamos!
  Para colmo de males, el diputado chileno Fuad Chahin ha publicado en su cuenta de Twitter las siguientes declaraciones:“De hecho, el turista israelí que está imputado de haber ocasionado, negligentemente, el incendio de Torres del Paine, ya su padre reconoció que es justamente un ex soldado israelí que viene después de hacer el servicio militar. Por lejos, la inmensa mayoría de los turistas que visitan la patagonia chilena son de origen israelí, la inmensa mayoría son ex soldados”.
“todos sabemos que el ejército israelí es de aquellos que tiene más condenas, tanto por organizaciones de derechos humanos como por la propia Naciones Unidas, por el uso absolutamente desproporcionado de la fuerza. De hecho, en la última década han muerto a manos del ejército israelí más de 1600 niños palestinos, según cifras oficiales”.

Leídos los comentarios a esta noticia, parece que los chilenos estén más concienciados que por aquí respecto al tema.
Para la comunidad judía todo aquel que comente lo más mínimo contra su forma de actuar será tachado de NAZ-ANTISEMITA-XENOFOBO.
Tanto es así que el presidente de la Comunidad Judía en Chile, Shai Agosin, mostró molesto ante los dichos del diputado DC Fuad Chahín  queha declarado:
“Si el Estado de Chile no toma las medidas pertinentes, tendremos que ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque esto no puede ocurrir. No puede ser que en un país como el nuestro (Chile) estén pasando estas cosas, y estas personas que son públicas queden impunes”.
La postura de la comunidad judía queda plasmada en este artículo de "POR ISRAEL".
Para terminar, tengo la conclusión de que los judíos pueden hacer lo que les venga en gana donde les salga de los cojones, pero que nadie se atreva a criticarlos de nada porque te tacharán de antisemita, revisionista, nazi y todo aquello que no me importa.
Por otra parte, me pregunto porqué tanto israelí visita la Patagonia chilena.

1 comentario:

Serk1492 dijo...

Me enteré de la noticia, aunque es cierto que se le ha dado MUY POCA repercusión. Lo cual no me extraña teniendo en cuenta la procedencia de ese señor.

Sobre los términos, a mí me da grima, algo de asco y algo de rabia que los amerindios se autoproclamen "latinos". Qué cojones, LATINO SOY YO, somos los españoles, los italianos, los griegos...
Suelo diferenciar entre HISPANOAMERICANO y AMERINDIO, todos ellos habitantes de AMÉRICA, Hispanoamérica, América Hispana o Nuevo Mundo, sencillamente.
Pero ya te digo, lo de "latino" no me gusta nada.

No tengo preferencias ni simpatías especiales por ningún país americano, a decir verdad me atraen más otros continentes, sin olvidar que son parte del "mundo hispánico". Aunque me atrae algo más México.

Y sí, muy buena pregunta...