31 ene. 2012

SOBRADAMENTE PREPARADOS


El presidente de NNGG del PP de Palma, nombrado subdirector de gestión de Gesma

Antoni Bauzá sólo tiene el título de bachillerato, el único requisito que se exigía para el cargo por el que cobrará unos 49.000 euros brutos anuales

I. OLAIZOLA. PALMA

Antoni Miquel Bauzá March, presidente de Nuevas Generaciones (NNGG) del Partido Popular de Palma, ha sido nombrado nuevo subdirector de gestión de la empresa pública Gestió Sanitària de Mallorca (Gesma), según publicó el Boib el pasado 17 de diciembre. Cursando estudios superiores en la actualidad, Bauzá percibirá en torno a los 49.000 euros brutos anuales por el desempeño para el que ha sido elegido, según confirmaron fuentes oficiales del Servei de Salut.

Dos semanas antes, en el Boib del pasado día 3, se publicaba una resolución del director gerente de Gesma, Luis Clar Barceló, por la que se convocaba públicamente la plaza para el subdirector de gestión de este organismo.

Curiosamente, el único requisito para ocupar este cargo de libre designación con contrato de alta dirección era, según especificaba la convocatoria, "estar en posesión del bachillerato superior o equivalente".

Magra formación si se tiene en cuenta las funciones que la misma convocatoria especificaba que debe cubrir el candidato designado: coordinación de la gestión económica-financiera de Gesma, bajo las órdenes del director gerente (el citado Luis Clar); gestión de la contabilidad de la empresa; gestión y control presupuestario; gestión del control financiero; facturación a clientes y, por último, preparación de informes económicos solicitados por otros departamentos. Y se da la coincidencia que la persona finalmente designada, el citado Antoni Miquel Bauzá, tan solo cuenta con la formación requerida ya que en estos momentos cursa estudios superiores de administración y dirección de empresas en la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UIB.

Fuentes sindicales señalaron que un subdirector de gestión cobra como un cargo de alta dirección y que su salario podría oscilar desde los 45.000 euros brutos anuales hasta un máximo de 58.000 que puede llegar a cobrar la consellera de Salud, Carmen Castro. Pero con una significativa diferencia, apuntaron las citadas fuentes: la titulación requerida es la misma que se exige para ocupar un simple cargo administrativo en la Administración balear.

Antoni Bauzá, nacido en Palma en 1982, atesora siete años de experiencia laboral en el Servei de Salut donde, según su currículo, comenzó en 2002 como "celador de almacén destinado a la petición, preparación y reposición de almacenillos" en el hospital de Son Dureta.

En 2009 fue el responsable de inventario del viejo hospital para proceder al traslado de equipamiento médico y mobiliario al nuevo centro sanitario de Son Espases.

Su trayectoria política es algo más generosa. Presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular en Palma, también es vicesecretario de movilización social de NNGG regional del PP, vocal de la directiva regional de esta misma formación, coordinador de sanidad del Consejo de Juventud de Balears y miembro fundador del Consejo de la Juventud de Palma, como el nuevo subdirector de gestión de Gesma se encarga de añadir en su currículo bajo el epígrafe "otros datos de interés".

Asimismo, en su memoria de vida laboral, declara un nivel de español "excelente, lengua materna", el nivel B de catalán certificado por la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP) y un nivel básico de bachillerato de inglés. Este rotativo intentó infructuosamente recabar la opinión sobre su nombramiento del propio interesado, pero Bauzá rechazó comentar nada y remitió al servicio de prensa de la conselleria de Salud para cualquier aclaración.
Estos del PP pensarán que si un simple cabo y aspirante frustrado a ingresar en la escuela de Bellas Artes llegó a Führer, cualquier bachiller llegará a ministro. Y es que el PSOE les marcó el camino. ¡Tal para cual!



4 comentarios:

Rafael C. Estremera dijo...

Es un error comprensible: han oído que había que recortar algo, y han recortado los requisitos para acceder al puesto.

A fin de cuentas, si para Ministro de Fomento vale con el Bachiller, y lo mismo para presidir la Generalidad de Cataluña, tiene que sobrar para ser vicebarandilla regional.

Soldado Vikingo dijo...

Lo que digo siempre, que nuestra clase política son los aspirantes a profesiones económicamente bien remuneradas que se quedaron por el camino.

SPEER dijo...

Yo soy de los que prefiero una buena cualificación, disposición, valía como persona y capacidad de trabajo antes que cincuenta diplomas y doctorados. Un bachiller puede tener unas dotes estupendas para coordinar un equipo, asumir grandes responsabilidades y afrontar los retos que se le pongan por delante. Para ciertos cargos me valen juicio crítico, sentido común y ausencia de aspiraciones personales.
Creo que este rapaz no sea el caso, aunque en este circo le auguro un buen porvenir.
Gracias por vuestra visita.

anonimoe dijo...

Con ese trabajo no podra terminar sus estudios, si encima tiene tiempo menudo chollo!