24 nov. 2011

SOLUCIÓN AUTARQUÍA

Nadamos contracorriente en la riada de la  ignorancia. A cualquiera que le pidamos que nos diga "algo" respecto del III Reich, su sesera no alcanzará a destilar nada mas que el típico..."mataron a 6 millones de judíos".
 No puede, es incapaz de respondernos otra cosa porque eso es lo único que le han enseñado. Se ha criado, además, en una sociedad donde escudriñar, investigar y contrastar, está mal visto. El revisionismo es un delito.
Pero el III Reich, ideologías aparte, fue básicamente el milagro alemán. Cuando Hitler llegó al poder, se puso al mando de una Alemania hundida, arruinada económicamente, inmersa en una crisis financiera de colosales dimensiones, pagando unos descomunales tributos a los vencedores de la primera guerra mundial, con seis millones de parados, el campo se vino abajo por culpa de la tendencia a la baja de los mercados...
En menos de cinco años el pueblo alemán disponía de pleno empleo, un relanzamiento meteórico de la industria, de infraestructuras, carreteras, autopistas, ferrocarriles. El alemán medio disponía de unas condiciones laborales envidiadas en toda Europa. Pudo acceder al sueño de tener un automóvil por un módico precio de la época, vacaciones en trasatlánticos...
Todo ello fue posible gracias a que Hitler desmarcó la economía alemana de la del resto del mundo. El primer requisito era acabar con el Tratado de Versalles.
Había que alcanzar la autarquía industrial y agrícola se impulsó el aumento de la capacidad y de la dispersión de la producción primaria. Todo ello contando con la superficie, el terreno vital que le quedó tras la I G.M.
Esa es la escapatoria para España. Lo tenemos todo a favor.
 Hay que contar que España tiene una densidad demográfica bajísima comparada con otros países del entorno.
El abastecimiento alimentario debería estar garantizado.
Con nuestros mas de 3.000 Km de costas deberíamos ver en las pescaderías solo pescados de nuestros litorales. Piscifactorías a gran escala garantizan no tener que estar pendientes de los biorritmos naturales a fin de no poner en peligro las especies marinas.
Todo tipo de producción agrícola es posible gracias a nuestra gran cantidad de terreno cultivable, nuestra latitud y la  variedad de climas.
No es admisible que gran parte de los productos de alimentación que vemos en nuestros mercados tengan origen de fuera de nuestras fronteras. Frutas de Chile,  Ecuador, cítricos de El Magreb, frutos secos de California, pescados de cualquier mar.
Potenciar en el extranjero y hasta el límite los productos básicos y exclusivos como el aceite de oliva, el jamón y el atún rojo.
Deberíamos tener autosuficiencia energética. Todo tipo de producción energética es de vital importancia, por mucho que no nos gusten algunas fuentes, como la energía nuclear o los horrendos molinillos.
Tenemos la fuente inagotable del sol. No se entiende que llevemos años oyendo hablar de que cada nueva construcción tenga una instalación de energía solar fotovoltaica y todavía eso sea una quimera. Grandes campos de producción de energía eólica, centrales de energía mareomotriz, biocombustibles...
Este punto tendrá suma importancia cuando se termine el petróleo barato. (Véase el blog HACIA EL COLAPSO).
Prioridad por la ganadería, que debe diversificarse a todo tipo de ganados. Hemos de cambiar la mentalidad y tener costumbre por las carnes variadas. Avestruz, ternera, conejo, caza, cerdo, aves de corral.
Tenemos un tesoro en nuestros ríos. Energía hidráulica, fuente de agua de consumo humano, pueden ser viveros de especies propias de agua dulce. Son también un filón por descubrir de turismo. Todos los cauces deberían ser cuidadosamente limpiados y acondicionados para uso y disfrute del turismo de interior. Los bellos paisajes por donde discurren deberían estar equipados de alojamientos acordes al entorno.
Incentivar el ingreso de divisas. Un alto grado de profesionalidad en el personal que se incorpore a trabajar en turismo, en la hostelería.
Un trato exquisito al cliente debe ser supervisado por una inspección laboral en este aspecto. Es deplorable ver cómo, en algunas ocasiones, se les trata a los que vienen a pasar unos días en España a dejarse unos cuartos.
 Todo esto debería ser suficiente para ser la envidia del mundo siempre y cuando el valor de nuestros productos no estén "marcados" por "los mercados". Tenemos que acabar con la tiranía de la especulación de intermediarios internos y de los dictámenes de Bruselas. Ahí está nuestro "Tratado de Versalles" del que tenemos que liberarnos.
El canon que España pagó para "ser europeos" fue la llamada "reconversión industrial" de Solchaga. Aquello no fue una reconversión, fue el asesinato y desmantelamiento del tejido industrial español. ¿Alguien se acuerda de Astano y Bazán? ¿Cartagena?. ¿Donde quedaron los "altos hornos de Vizacya"?. Claro que Alemania no dejaría hacerse sombra en ese aspecto.
Plan de autarquía real y exportación  de todo lo que manufacturemos sin las cortapisas del "mercado común europeo". En todo el mundo quieren comer jamón, y beber Rioja.  A los chinos se les abrirán los ojos como platos cuando dejen de comer guarradas y se les ponga en la mesa una ensalada con lechuga, tomate, pepino de Murcia o Almería aliñada con aceite de los olivos de Jaén. ¿Y los espárragos de Navarra?.
España, repito, debería ser la envidia del mundo. En un plan a largo plazo, pongamos quince años, deberíamos estar preparados para ser la despensa de Europa. Nuestra estratégica ubicación en el mundo nos facilita la apertura de nuestras mercancías.
Pero para todo ello debemos romper todos los acuerdos monetarios, mercantiles que gobierno tras gobierno ha ido firmando alegremente hasta quedar sujetos a los dictámenes del N.O.M.
Para todo ello deberíamos ser libres.
¡PODEMOS!, pero....¿queremos?

8 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Hace unos días, en una clase de la universidad, nos preguntaron medidas para acabar con la crisis.
Yo, por supuesto, defendí la nacionalización de la banca y los sectores estratégicos (alimentación, construcción y energia), la supresión de las autonomías y la eliminación del Senado, el Congreso y la monarquía.
De todo, lo que más sonó a "herejía" fue lo de pretender acabar con el Congreso... Respecto al tema económico, recibí comentarios de que "¿de dónde ibamos a sacar el petróleo"?

La autarquía económica, la autosuficiencia de cada nación, es la clave para la supervivencia de cualquier pueblo. El problema es que la oligarquia mundial, con el apoyo de las masas ignorantes, no está muy por la labor de facilitarnos el trabajo a aquellos que queremos acabar con su chiringuito.

Serk1492 dijo...

Un artículo como un caramelo. Se me ha escapado la sonrisilla al imaginarme las caras de los chinos con un plato así jaja.

Casualmente ayer le estaba dando vueltas al tema de la autarquía, y después vi este artículo, así que no puedo estar más de acuerdo con él y es algo a tener muy en cuenta. Con un inicio sincero y cierto además.

El principal problema, es que a cualquiera que pueda abrir los ojos a la gente le dejarán "fuera de juego" como ya han hecho los servicios y no de sanidad precisamente. Es el principal obstáculo. Hay enemigos en todas partes, traidores dispuestos a apuñalarte cuando menos te lo esperes. Lo dificil es llegar a la gente. No sólo se está contra la corrupción política, nos enfrentamos a todo un gran complot de escala mundial capaz de mover millones de euros. Tarea nada fácil. David contra Goliat.

Rafael C. Estremera dijo...

El problema, es que en Alemania se sustituyó el "patrón oro" por el "patrón trabajo", y los alemanes se pusieron a trabajar en serio. ¿Seríamos capaces aquí, con estas generaciones modernas?

Por lo demás, para acuerdos comerciales de cualquier tipo, nuestro primer objetivo debería ser Hispanoamérica.

SPEER dijo...

Estimado Soldado Vikingo.
A la pregunta "¿de dónde ibamos a sacar el petróleo"? hay que aplicarla no para las naciones que aspiren a la autarquía. Esa pregunta habrá que hacérsela a todo el mundo que continúa "progresando" basando su economía en torno a quemar gasofa. El petroleo barato se ha acabado y ahora les toca hacer caja al N.O.M. que ha puesto todo impedimento posible a los originales avances en esta materia. Todas las patentes de energías alternativas han sido acaparadas para que no circulen hasta que "los amos" así lo decidan.
Dices, camarada Serk que lo dificil es llegar a la gente. Siento disentir. No hay que llegar a la gente. Es imposible. A ningún almorronado le podrás levantar del sofá para comenzar la el cambio social. A ningún "propietario" le puedes decir que ponga en riesgo su patrimonio en pos de la "revolución pendiente".
No imagino yo una marcha sobre La Zarzuela al modo del putsch de Munich.
A la que al N.O.M. tenga el mínimo deslíz y pierdan el control de este "tejemaneje" (Por la razón mas peregrina) y haya miseria generalizada, entonces la gente nos buscará como agua en el desierto.
Hasta ese momento solo hay que esperar, cultivarse, estar preparados anímica e intelectualmente.
Saludos a los dos.
¡ARRIBA EUROPA!

SPEER dijo...

Como el tiempo que dedico a los blogs, es compartido con la atención de mi trabajo, una entrada o un comentario me puede llevar una tarde entera.
Eso es lo que me ha pasado. Que mientras respondía a Soldado y a Serk, Rafael publicó su comentario mientras yo redactaba el mío.
Efectivamente, Rafael, no se puede esperar NADA de una generación de españoles que encabezan el consumo de mundial de cocaína, el nivel mas bajo de comprensión en la lectura, la generación que empieza sus relaciones sexuales a temprana edad, la generación del botellón y del "TIERNO coloque", remesas de "ikastolarizados".
Una generación que aspira al máximo beneficio (material, por supuesto) con el mínimo esfuerzo.
En cuanto a tener prioridad de acuerdos comerciales con Hispanoamérica, yo sería un poco mas pragmático y miraría otros factores que no fueran los meramente "sentimentales". Veo prioritario el factor de solvencia, ya no en $, si no en materias primas. Los fosfatos y el cobre de Chile, petroleo venezolano y mexicano...
En ese sentido las miras de Occidente deben estar puestas (ya lo están haciendo los chinos) en África. Bastísimas extensiones de suelo fertil desaprovechadas deben ser recolonizadas por europeos para mutuo beneficio. En África hay el escaso y valioso coltán, la bauxita para el aluminio de nuestros aviones, coches, ventanas etc.
Toda la industria moderna depende de los minerales que existen casi exclusivamente en África. (Incluído el uranio).
Por todo ello, yo miraría antes una vía de meter el morro en África (que además está ahí al lado), antes que con América.

Rafael C. Estremera dijo...

No descarto la colaboración con África -prioridad ya señalada por Isabel la Católica en su testamento-, pero hoy por hoy la veo muy difícil.

En cambio, también América del Sur tiene abundancia de riquezas naturales, desaprovechadas en alto porcentaje. Y creo que la colaboración sería mucho mas fácil porque -socialistas asesinos de indígenas, como Chavez y Evos, aparte- tenemos los mismos orígenes culturales.

Como digo, lo uno no impide lo otro.

Hector Hijo de España dijo...

Afirmo todo cuanto has escrito en este artículo.
Sómos pocos los que estaríamos dispuestos a prescindir de ciertos "lujos",incluso a derramar nuestra sangre por el resurgir de España.Pero todas las revoluciones las emprendieron sólo unos cuantos valientes,ya se sabe que 300 soldados son capaces de derrotar a millares de degenerados incapaces.

Adrian1488 dijo...

Buen artículo. Está muy bien su contenido y expresa bastante la realidad sobre este tema, además de afirmar la realidad de la Alemania NacionalSocialista o III Reich.
Un chaval de hoy dia le preguntas algo del III Reich y probablemente te responda ¿que es eso? porque solo lo identifican como alemania nazi y si les preguntas dime lo que sepas sobre ello y te responden con el mito de los seis millones que nunca existieron pero claro ellos te dicen que como sale en los libros... Entonces al no saber nada sobre esto te responden con las tipicas chorradas.
Un Saludo