9 ago. 2011

LOS ÑETAS DEL TÁMESIS







Vemos en la imagen a Mark Duggan. No es la foto mas divulgada. Normalmente la vemos recortada para que no veamos sus lindos abalorios o los gestos que hace con las manos, propios de las bandas de delincuentes.






La forma en que los medios de comunicación informan de lo que está aconteciendo el Londres es la prueba de que no hay nada mas falso, repugnante, asqueroso y vomitivo que este sistema de lo políticamente correcto.
De cualquier medio de comunicación no les sacarás más que:



"incidentes en Londres en protesta por la muerte de un joven que cayó abatido a tiros por la policía".




El individuo cuya muerte ha desencadenano los disturbios,ese que llaman "el joven", era un elemento "de cuidao". El simple hecho de llamarle joven a un tío de 29 años es un intento de darle un aura de inocencia. Mark Duggan, que así se llamaba, era un traficante de crack, conocido por la policía como un gangster que solía ir armado, sobre todo desde la muerte de su primo en una pelea entre bandas. A este primo le abrieron el corazón con los cristales de una botella rota.




Es omitido por todos los medios que el informe policial indica que la víctima disparó primero a los policías, hubo intercambio de disparos y que un agente quedó herido de bala.




Los disturbios son la manifestación de un estado de odio racial latente, velado, oculto y que se sale a la luz en cualquier momento.


De incidentes nada. Aquello es una auténtica batalla campal entre la policía y las bandas de crimen organizado, de pandas, de los "ñetas" del Támesis, de los "Latin king" de Tottenham cuyos integrantes son "afros" en su mayoría.



En algún medio de comunicación achacan los sucesos a "la crisis". ¡Y un huevo!. Lo que está aconteciendo en Londres es una ola de violencia con marcado sentido racial. Es el resultado de una inmigración descontrolada.



Que tomen nota ZP y sus locos seguidores de por donde se pasan algunos la integración y la alianza de civilizaciones.


Tengamos cuidado con los que tenemos en España, en especial en Madrid, que el día menos pensado nos comen los hígados.

4 comentarios:

Rafael C. Estremera dijo...

Bueno, ya ocurrió algo parecido hace unos cuatro años en Alcorcón, si la memoria no me falla.

Pero no hace falta ir tan lejos: aquí pasa a diario, sólo que sin publicidad.

Soldado Vikingo dijo...

Algunos, en el colmo de la estupidez, incluso llegan a decir que en las "protestas" hay consignas por el incremento de la educación pública.
En fin, ¡todo vale para proteger a la población no blanca!

Oso Solitario dijo...

Londres como París. Es el futuro que nos espera y la herencia envenenada que van a dejar los políticos criminales que han permitido la inmogración sin control.

Dos episodios en España:
Recientemente en el barrio de lavapiés de Madrid, una horda de "vecinos" se enfrentó con la policía que iba a efectuar una detención. Hace unos meses a una banda de adolescentes marroquíes le dio por quemar coches como en Francia.

Poca cosa, pero son claros avisos de lo que nos puede caer.

Serk1492 dijo...

Je, y en el bar donde trabajo las dos veces que han robado (hace ya un par de años) fueron, al menos una de ellas, moros.

Es curioso. Lo "poco" que representan en el porcentaje de la sociedad y en mi local suponen el 50% de los robos. ¡Pobrecitos ellos, que el Moha no les da de comer!

PD. En manipular fotografías la prensa es experta. Acordémonos de cuando páginas progres han intentado insinuar que SS Benedicto XVI es "nazi" porque colgaban una fotografía suya haciendo -SUPUESTAMENTE- el saludo romano. Luego resultó que en la misma fotografía al completo alzaba ambos brazos por, si no me equivoco, algún tipo de ritual típico en la Iglesia. Ver para creer.