27 may. 2011

PEDRO VARELA

Me he tomado la libertad de COPIAR una de las "CARTAS DESDE LA PRISIÓN" que se publican en el blog "LIBERTAD PEDRO VARELA".


No he pedido permiso para hacerlo porque mi intención no es otra que intentar la difusión de esa bitácora y la difusión de "su caso". Porque Varela somos todos, porque mañana puedo ser yo, puedes ser tú, podemos ser cualquiera de nosostros los que nos veamos en la carcel porque el sistema lo haya decidido así.


Mientras que en Vascongadas se permite presentar en demócratas elecciones a los enemigos de la Patria, un librero está en la carcel por vender libros que el sistema estima peligrosos.


Pedro Varela. Un hombre de una pieza. No hay más que ver su templanza en el momento de su ingreso en prisión.





Aquí está el escrito al que hacía referencia. Desde aquí os invito a hacer un esfuerzo para que en vuestros blogs pongáis un enlace con "LIBERTAD PEDRO VARELA".





Carta 32 / Mayo 2011

La maquinaria mediática está tan bien engrasada, que cada día resulta más difícil diferenciar la realidad de la ficción.

El poder cuenta con que el gran público sólo se informa a través de sus mass media y que, ante cualquier duda sobre un acontecimiento concreto, la respuesta siempre será: “Claro que es verdad, lo he visto en la tele.”

Pero en realidad, acontecimientos como el 11-S o el Holocausto, como otros muchos acontecimientos de índole internacional, sólo son escenificación realista y producción mediática con muy poquito de verdad, nada más. Los medios de comunicación nos hablan de los sueldos gigantescos de ciertos ejecutivos de las grandes entidades bancarias, de la deuda griega, (1) de la teórica ineficacia productiva de los “PIIGS”, de un euro en peligro, de la crisis inmobiliaria, del precio del petróleo, de la escasez y encarecimiento de alimentos, del debilitamiento del dólar, e incluso de un delincuente judío, Bernard Madoff, y una entidad homónima como Lehman Brothers —en su mayoría efectos y no causas—, como ligados a la crisis en que nos encontramos. Sin embargo hablar de esto ahora forma parte del arte de escurrir el bulto. No es más que la cortina de humo que debe evitar que se llegue a descubrir el auténtico origen del problema.

Las personas que a golpe de calcetín aún tienen la posibilidad de ir a trabajar cada día —y aún peor para quienes forman parte de ese creciente ejército de parados del 20%—, ven concretarse la crisis en reducciones de sueldo, recortes de prestaciones sociales, menores beneficios, crecientes deudas, hipotecas impagables, pérdida de sus casas y creciente insatisfacción de los más perjudicados.

Pero en ninguno de los artículos, informes o noticias que aparecen al respecto en los mass media se llega al meollo de la cuestión: la creación en manos privadas del dinero-deuda, la servidumbre al interés del dinero y la abdicación de los Estados de emitir moneda, ahora casi exclusivamente en manos privadas. (2)

Cierto, “el imperfecto sistema de la fe en el dios de la codicia, el consumismo desaforado, el egoísmo y la alienación nos han sido impuestos por la fuerza”. (3)

Pero la esencia de las crisis que nos toca sufrir recurrentemente se puede resumir en un par de ideas muy claras: es en las grandes entidades financieras internacionales donde se halla el verdadero poder, y vivimos en un sistema económico cuyos fundamentos no se corresponden con la realidad. (4)

Los banksters —como acertadamente los denominaba el católico belga León Degrelle— pretenden hacernos creer su insólita conclusión según la cual sería lógico y natural que la gente se muera de hambre o padezca miseria a la vez que hay sobreproducción desbordante, sólo porque no hay dinero en circulación. Los seres humanos, desde que están sobre la faz del planeta, se alimentan de trigo y los frutos de la tierra y no mascando lingotes de oro o billetes verdes. ¿Hemos de padecer crisis cíclicas por haber producido bienes de consumo?

El problema radica en que cuanto más dinero impreso existe en circulación, menos valor tiene. Recordémoslo, imprimir más papel disminuye su valor —a igual producción—. En consecuencia suben los precios y el dinero que usted tiene cada vez vale menos.

Como afirmábamos al principio, todos los Estados han abdicado de su capacidad soberana de crear o emitir dinero. Por su parte, los bancos crean dinero de la nada mediante “préstamos” —añadiendo el interés a cifras numéricas introducidas en ordenadores— careciendo de los suficientes depósitos reales que los respalden.

Los bancos —grábenlo en su mente para siempre— prestan algo que ellos no tienen. Nueve décimas partes del importe que prestan no existen físicamente en sus cámaras acorazadas. Pero conocen por experiencia empírica dos cosas: una es que sólo un 10% del importe prestado será utilizado o reclamado en metálico por sus clientes; y dos que el “dinero prestado” cambiará de cuentas —simples dígitos en una pantalla—, pero permanecerá dentro del sistema bancario.

Ellos sólo le prestan a usted una promesa de pagarlo, pero casi nunca se ven obligados a desembolsar el dinero real, porque, por poner un ejemplo, tanto el promotor de viviendas como la familia que adquiere una casa tienen su dinero, sus hipotecas y por tanto sus cuentas en el sistema bancario.

Al prestar dinero nuevo que no existe, el banquero —como el falsificador— ha robado un poco a todos los conciudadanos y además ha obtenido suculentos intereses (en este caso en inmuebles, maquinaria, empresas y bienes reales) sobre ese dinero prestado.

Dado que los bancos privados comerciales y los bancos centrales como la Federal Reserve en EE.UU. —en manos privadas— crean todo el dinero como deuda vía usura, el importe de la deuda excede siempre la cantidad de dinero disponible para pagarlo. La deuda deviene automáticamente impagable (5) y las naciones esclavizadas para siempre.

Digámoslo claro, si en otros siglos las crisis eran realmente de productos básicos —escasez de alimentos tras una mala cosecha ante las inclemencias meteorológicas, por ejemplo— la actual por el contrario, como las precedentes en las últimas dos centurias, son esencialmente debidas a un engaño financiero institucionalizado. El pecado original de este sistema financiero es el dinero-deuda.

Nuestros países cuentan con los medios técnicos y la capacidad para una sobreproducción de prácticamente cualquier artículo. Nunca antes se había conseguido producir tanto, de todo, de forma tan rápida, pero las personas no consiguen acceder a esos productos a causa de la deuda. Y la escasez de dinero real absorbido por las elites financieras. Las naciones se encuentran endeudadas hasta las cejas con las entidades emisoras de dinero, que lo prestan con intereses a los Estados.

El mundo entero está endeudado con Occidente y éste a su vez con Estados Unidos, país que por su parte debe una decena de veces todas sus riquezas y propiedades a la Alta Finanza, dueña y señora de los destinos de la Humanidad.

¿Por qué no emiten el dinero los Estados, independientemente de las entidades bancarias? Esta pregunta y su implementación le costó a J.F. Keneddy la vida y a Alemania una guerra mundial tremenda disfrazada de otra cosa.

La usura, condenada tradicionalmente por la Iglesia Católica como pecado y considerada un crimen en su tiempo, es cualquier interés sobre un préstamo, no sólo un interés excesivo.

Anthony Santelli afirma que si alguien hubiese pedido prestado un dólar en época de Jesucristo a un interés del 6%, el monto adeudado a día de hoy sería varias veces todo el dinero existente en el mundo. Ése es el efecto demoledor del interés compuesto acumulativo, que hará de nuestros hijos meros esclavos de un gobierno mundial en manos de los gangsters encorbatados de la Alta Finanza internacional.

Todos los grandes santos hablaron contra la usura, porque “el único modo de hacerse con el mundo entero —y el fruto del trabajo de los hombres— es mediante el interés compuesto acumulativo”. (6)

Mirando al pasado, Michael Jones afirma que “el capitalismo no podría existir en absoluto con la prohibición de la Iglesia (Católica) contra la usura”. (7) Pero cuando llegó la reforma protestante trajo consigo puntos de vista más permisivos sobre el dinero; la usura le siguió pronto, alegando que el interés estaba justificado y el capital empezó a acumularse en cada vez menos manos de unos pocos elegidos.

El académico australiano Garrick Small afirma que “el dinero es la única cosa deseada universalmente hasta el punto de que puede sustituir a Dios en la mente de los hombres”. (8)

En un contexto católico, se observa que las grandes armas de los plutócratas contra la sociedad de la mayoría han sido la contracepción y la usura. La primera con el objeto de reducir y debilitar las familias y conseguir más fácilmente el control social; mientras que la usura les asegura que el trabajo de cada cual enriquece a un puñado de protegidos que tienen además en sus manos el poder de crear dinero de la nada a costa de los demás.

Pongamos un ejemplo práctico y claro para todos sobre los efectos devastadores que el timo bancario —el alza constante de los precios para cubrir el dinero inventado de la nada al realizar préstamos— produce en el destino de los pueblos:

Las mujeres entraron significativamente en el mercado del trabajo en los 1970. Lo que parecía bueno al principio —dos ingresos por hogar— se volvió en contra cuando en 1990 los precios altos —en imparable y constante ascenso a causa del timo bancario— absorbieron la mejora aportada por el segundo sueldo. En 1970 muchos hogares tenían un solo sueldo y 5 niños; en 1990, y peor en nuestros días, la mayoría de hogares necesitan dos sueldos, trabajan más y pueden permitirse menos y tienen sólo dos, y cada vez más un solo niño, con todas las consecuencias que ello conlleva.

Otro efecto evidente es que el sector privado que sustentaba la clase media y la economía real se está viniendo abajo. Y nos encontramos en España con bancos que arruinan empresas porque no pueden prestar debido a problemas surgidos de los excesos de la Finanza y no a quienes crean riqueza —la economía real—; con gobiernos nacionales, autonómicos y municipales que despilfarran en especulación financiera y urbanística; con unas 450.000 empresas que han desaparecido en dos años; con 4’9 millones de parados; con el 40% de paro juvenil; con un 60% del PIB para pagar la deuda, y pocos se aclaran sobre lo que está pasando realmente.

Estas crisis cíclicas son utilizadas por el sistema con un doble objetivo: 1) bombear la riqueza de los pueblos —con tantos esfuerzos conseguida— a las élites internacionalistas, periódicamente, dándonos durante unos años sólo el respiro necesario para que volvamos a producir para esquilmarnos nuevamente; 2) imponer una nueva vuelta de tuerca a las naciones para que acepten sin rechistar y como algo inevitable las ideas de los mundialistas —a la George Soros, (9) Ben Shalom Bernanke, Henry Kissinger y consortes— de un Gobierno Mundial en manos de unos pocos, escudados por la cortina de humo de la ONU y los mass media, lo que conlleva previamente hacer hundir el dólar y el euro y crear una nueva moneda planetaria y una entidad financiera emisora de moneda mundial.

El poder del dinero no se rendirá nunca voluntariamente y el único motivo que les llevará a desmantelar la Reserva Federal (FED) será reemplazar el Banco Central de América por un sistema similar con los mismos propietarios bajo otro nombre, con la meta de lograr una nueva moneda única para el (su) mundo. (10)

Al público se le esconde que la pretendida solución a la crisis nos es ofrecida por los mismos delincuentes internacionales que han creado los problemas financieros en primer lugar. Ésa es la cortina de humo que nuestros autores pretenden desvelar, por eso nos encontramos en prisión.

P.V.

Brians-I



(1) Peter Papaherakles, “Greek resistance ires global power brokers bankers”, AFP, nº 14, 4.4.11, p. 18: “Los griegos en bloque son descritos por Los Angeles Times entre otros como “antisemitas” porque están resistiéndose al plan de los sionistas de destruir la economía de Grecia y con ella dañar la europea. La nación griega fue obligada a aceptar un préstamo de 146 billones por los banqueros mundialistas. El archimanipulador financiero judío George Soros es amigo del primer ministro Papandreu, asistente a las reuniones Bilderberg. El febrero último Atenas fue el punto de encuentro de la “Conferencia de las mayores organizaciones judías americanas”. Mikis Theodorakis, el renombrado compositor de “Zorba el Griego”, no tuvo reparos en afirmar que “Estamos en peligro: el sionismo y sus líderes están aquí, reuniéndose en nuestro país”, para añadir que “los judíos americanos se encuentran detrás de la crisis económica y el sistema bancario del que Grecia es ahora víctima”.

(2) Sobre esta cuestión remito a mis lectores a una esclarecedora película, “El Concursante”, del cineasta gallego Rodrigo Cortés, y autores como J. Bochaca (El enigma capitalista) o Eustace Mullins (The creature of Jekyll Island).

(3) Israel Shamir, No temáis, Ediciones Ojeda, Barcelona, 2011, pág 11.

(4) Joaquim Bochaca, La Finanza y el Poder, Ediciones Ojeda, Barcelona, 2009.

(5) Dr. E. Michael Jones, “Speakers at economic conference blast usury”, AFP, nº 14, 4 abril 2011, Washington.

(6) Ídem.

(7) Ídem.

(8) Ídem.

(9) Peter Papaherakles, “Soros convenes Bretton Woods II: Globalists set to “rearrange entire financial order””, American Free Press, nº 16, 18.4.11, Washington D.C.: Soros está diciendo que América debería ser sustituida por un Gobierno Mundial con una moneda única bajo la dirección de la ONU. Defiende igualmente que China se convierta en el perro principal mientras EE.UU. toca el segundo violín. Lo que Soros calla es que dos décadas de bancarrotas de la economía con guerras sin sentido y otras debacles han sido orquestadas intencionalmente (por los suyos) de forma que ahora los banqueros internacionales pueden exponer al mundo que el sistema está roto y que los individuos que lo destruyeron son los que han de mostrarnos cómo repararlo (¡?). Con el típico doble lenguaje y palabras vacías como “reformas”, “cooperación”, “participación equitativa”, Soros está proponiendo el final de la soberanía tal y como la conocemos. “Reorganizar el Orden Mundial —afirma— requerirá hacerlo más allá del sistema financiero”.

Por otra parte, un especulador internacional del tamaño de Soros ha sido invitado a la “Conferencia sobre Seguridad de Múnich 2011”. ¿Qué lectura tiene esto? Exacto: que las guerras del siglo XXI ya no se llevan a cabo con masas de blindados sino a base de dólares. La política ya ha hecho su servicio. Soros es fundador de su “Open-Society-Foundation” (Deutsche Stimme, 3/2011, Riesa, Alemania).

(10)Pat Shanan, “”Creature” author schools America on FED”, AFP, nº 15, 11.4.11, Washington.





BIBLIOGRAFÍA:

· Wolfgang Hackert, “Jetzt kommt das über-Versailles!”, Deutsche Stimme, febrero 2010, pág. 7.

· Saskia Sassen, “Nacionalistas de verdad sólo son las clases medias”, La Contra en La Vanguardia, sábado 23 abril 2011, pág. 80.

· Mariano Marzo, “Petróleo y alimentos”, Tribuna, La Vanguardia, 23 abril 2011, p. 71.

· La Banca se convierte en la mayor inmobiliaria en España, La Vanguardia , 23.4.11, p. 1 y p. 69.

· Anton Vergeiner, “Angriff auf den Dollar”, Deutsche Stimme, nr. 04/11, abril 2011, ps. 1-2.

· “Speakers at Economic Conference Blast Usury”, nº 14, 4 abril 2011, AFP, Washington.

· Pat Shanan, “Creature author schools America on FED”, nº 15, 11.4.11, AFP, Washington.

· Peter Papaherakles, “Greek resistance ires global power brokers, brokers”, AFP, nº 14, 4.4.11, p. 18.

· Peter Papaherakles, “Soros convenes Bretton Woods II: globalists set the “rearrange entire financial order”, AFP, nº 16, 18.4.11, Washington.

· Simon Johnston, “El Tesoro de EE.UU. está a sueldo de los bancos”, La Vanguardia, 28 enero 2011, p. 66.

· Gerhard Reiber, “Warum die Europäische Währungsunion wankt”, National Zeitung, nº 10, 4 marzo 2011, p. 6.

· “Mister Soros und die Sicherheit”, Deutsche Stimme, marzo 2011.

3 comentarios:

Serk1492 dijo...

Me encanta cómo se explica Pedro Varela. Es un genio, un representante de la Verdad: ¡LIBERTAD para la VERDAD!

Anónimo dijo...

No lo he leido del todo.

Solo he leido unos trozos.

Efectivamente, me temo que estamos viendo un proceso de geurra que permite dominar paises enteros, convertir a sus masas en esclavos que druante generaciones deberán trabajra por dos duros , merced a su endeudamiento masivo con bancos extranjeros, decidido, por politicos que no son sino marionetas de esos bancos extranjeros.

Si, Grecia, España, Portugal.

Acabo de leer en elmundo.es que 'el tesoro español', '¡ha conseguido colocar 4.000 millones de bonos del tesoro, pero eso si, suiendo el interes que dice, pagará por ello¡¡'..

¿Porque diablos debemos endudarnos mas y mas y mas?.

Soy padre de tres hijos.

Tienen su casa, mi coche.

Si yo, me endeudo salvajemente, lo derrocho todo, y luego, no pago, ¿Que pasa?, los bancos quitaran a mis hijos todo, no heredarana nada, y si la ley les obligara, pagarán todo lo derrochado por mi.

Asi se escalviza a naciones.

Es justa la rebelion armada.

Pero me temo, ineficaz, pues ¿Quien es dueño de los mayores ejercitos del mundo?, los dueños de la FEd, es decir, los chicos ricos del planeta.

Salu-2.

SPEER dijo...

Gracias Serk. Efectivamente, Varela es victima de la falta de libertad actual.
Querido anónimo, muchas gracias por tu comentario. Parece no haber lugar seguro bajo el cielo. Todo está contaminado del todopoderoso sistema bancario.