12 dic. 2009

ROSTRO PALIDO


Cuando ayer noche llegué a casa tras la jornada de trabajo, encuentro que mi hijo pequeño, de dos años, andaba un tanto pachucho.
¡Otra vez la bronquiolitis!. Me apaño un bocadillo para ir cenando algo camino del hospital NIÑO JESÚS.
Son las doce de la noche, aparco el coche, , abrigo al pequeño, le llevo en brazos... La señorita de la ventanilla me hace el oportuno cuestionario y me hacen esperar en el pasillo. En dos minutos me atienden en una consulta, auscultan al niño y me dicen que pase al apartado izquierdo del biombo que divide la sala de espera .
Accedo a la sala que, efectivamente, estaba diametralmente dividida en dos por un biombo, Ambas partes igualmente atestadas de gente que esperaba ser atendida. Sin parar en mas detalles, encuentro un sitio donde sentarme y, cuando echo un vistazo a mi alrededor caigo en cuenta que... ¡hostias! mi hijo y yo éramos los únicos "rostro pálidos" de la sala.
Por un momento pensé que sin previo aviso se había decretado en España una especie de apartheid y, por un error de dislexia, la señorita me mandó al lado equivocado.
No pude menos que asomarme al otro lado del biombo y la situación era ...¡idéntica!.
La conclusión última que saqué es que el biombo debía servir para repartir los pocos "rostro pálidos" que éramos a partes iguales. ¿Para qué?. ¿Para que ante una presumible presencia de tres o cuatro familias de "rostro pálidos", los arapajoes de media luna, y demás pelaje no se sintieran intimidados?
¡Madre mía!
Y después nos quejamos del colapso de la sanidad pública. Ayer vi claro el grueso de la causa.


5 comentarios:

soldado_vikingo dijo...

La sanidad pública la pagamos los españoles, pero luego la disfrutan los que no sueltan ni un duro por ella.
Por cierto, espero que tu hijo este ya mejor.

Apañó dijo...

Cuidado con la bronquiolitis de marras, mi pequeñín también la padeció.
Asegúrate de que queda bien curada o de lo contrario habrán recaídas y el sistema respiratorio podría quedar inmunodeprimido en el futuro.
Yo tiro de mutua médica para evitarme largas esperas en las urgencias y, para qué negarlo, no tener que sentirme extranjero en mi país en una sala de espera repleta de arapahoes, moracos y demás fauna foránea.

Es lo que hay...

Saludos y ¡Arriba España!

SPEER dijo...

Gracias soldado-vikingo. Gracias apañó. Por cierto, menudo fin de semana divertido que habeis tenido. "¡Qué pais!"

qbitacora dijo...

En efecto, en muchos sitios ya somos minoría. Me río, por decir algo, cuando dicen que hay un 10 ó un 25 % de extranjeros. Basta coger el Metro para sentirse extranjero en pleno Madrid.

Pero lo peor no es la invasión, no. Ni siquiera que haya sido propiciada por los gobernantes TRAIDORES, sino la borrega población pasiva y conformista. Eso es lo que más me jode. Porque una cosa es que le invadan a uno por la fuerza, o que los gobernantes traicionen la nación. Pero lo que no puedo consentir es que la misma población sumida en el hedonismo, el vicio y la apatía encima apoye a los traidores y les vote y les ría las gracias, y quiera más hedonismo y más vulgaridad, y más vicio. Así que estoy de odio que no aguanto más.

SPEER dijo...

Muy bueno "qbitacora".
"Basta coger el Metro para sentirse extranjero en pleno Madrid."
Estoy por sentirme extranjero pero fuera de España, vender lo poco que tengo y marcharme a un pais de mestizos donde por el simple hecho de ser blanco recibes un trato de favor por la "buena imagen" que das en cualquier gran empresa afincada allí.
Santo Domingo, por ejemplo y a vivir.