18 jun. 2009

SALVADOR ALLENDE



Soy español, y algo, muy poco, he aprendido de la historia de España. En el marco de esta bitácora, algo mas puedo decir del periodo que comprende la II República, del 18 de Julio y del Régimen que del Alzamiento Nacional surgió.
Pero he de confesar mi ignorancia supina respecto de lo acontecido en Chile en Sep de 1973.
Si vamos a hacer caso a la versión oficial, en Chile mandaba un señor muy bueno y muy demócrata, llamado Salvador Allende, que un buen día, y sin venir a cuento, sufrió un golpe de Estado por parte de un señor muy malo y muy tirano, llamado Augusto Pinochet.
Antes del golpe de Estado, y siempre según las fuentes oficiales, en Chile había un estado de bienestar y normalidad política que vio truncado su camino de libertades plenas y prosperidad por culpa del general exaltado y dictatorial.
No puedo evitar la sospecha de un posible paralelismo de lo que se cuenta de Chile con lo que aquí nos dicen de la II República de España y el levantamiento del 18 de Julio.
La Cruzada que surgió el 18 de Julio, a día de hoy sabemos que no fue inesperado y que el PSOE, el mismo que hoy goza de lagalidad en España, fue, cuanto menos, precursor, promotor y espoleador del enfrentamiento civíl, convencido de su victoria por las armas y la necesidad de pasar por el trance de una guerra para imponer su régimen.
Para comprender pues, los motivos que movieron al General Pinochet para destituir (¿!) a Salvador Allende, no puedo menos que tirar de la nada sospechosa Wikipedia y extraer lo que allí pone y transcribiroslo en este Post.

Nació en Valparaíso en 1908
De familia aristocrática de ascendencia vasca, el más sobresaliente fue su abuelo Ramón Allende Padín, «El Rojo», radical y gran maestro de la masonería.. (Empezamos bien).

Su hijo Salvador Allende Castro fue también radical y masón.

Desde los estudios de primaria, hasta mas allá de la Universidad (Medicina), fue apodado "el pije" por lo cuidado de su vestimenta que le proporcionaba su destacada posición económica.
Con 25 años participó en la fundación del Partido Socialista de Chile y con 27 se inició sus andaduras por la masonería.

El Partido socialista chileno se anexionó al Frente Popular en 1936 (¿Os suena?) en el que ocupó cargos de relevancia tan meteóricamente que rápido llegó a diputado electo junto con otros 16 socialistas, proponiendo al Presidente de la Cámara prometer, que no jurar, su cargo. (¿Os suena?). y con 31 años (¿?)era ya ministro de salubridad del Gobierno del radical Aguirre Cerda.

El Partido Socialista Chileno de desgajó del Frente Popular y nuestro personaje se convirtió en Secretario general del Partido Socialista en 1943.

Era el símbolo nacional del socialismo moderado, llegando a ejercer desde 1966 como Presidente del Senado, de una forma tan ecuánime que, cuando la abandonó, le rindió un homenaje el diario El Mercurio, de tendencia conservadora.

Se presentó a las elecciones para la Presidencia en cuatro ocasiones (1952, 1958, 1964 y 1970) y no fue hasta 1970 que, encabezando una lista de Unidad Popular (nueva alianza socialista-comunista más otros partidos menores) alcanzó la presidencia de Chile. Para la campaña electoral, Allende realizó un pedido personal de dinero a la Unión Soviética a través de su contacto personal, el oficial de la KGB Svyatoslav Kuznetsov, quien urgentemente viajó a Chile desde México para ayudar a Allende.

Luego de las elecciones, el director de la KGB, Yuri Andrópov, obtuvo un permiso de dinero adicional y otros recursos del Comité Central del PCUS para asegurar la victoria de Allende en el Congreso. En su pedido el 24 de octubre, declaró que la KGB "llevará adelante medidas destinadas a promover la consolidación de la victoria de Allende y su elección al puesto de Presidente del país". (Buenas compañías, vive Dios, para un demócrata de bien)

En un clima de tensa calma, donde no faltaba ni la mediación de la CIA, el 24 de Octubre de 1970, los diputados del Congreso, ratificaban a Allende, como Presidente.

El plan de la Unidad Popular para llegar al «socialismo a la chilena» consistía en los siguientes puntos;
- Estatizació de las áreas «claves» de la economía.
- Nacionalización de la Gran minería del Cobre.
- Aceleración de la reforma agraria.
-Congelamiento de los precios de las mercancías.
- Aumento de los salarios de todos los trabajadores, pagándolos con emisión de billetes.
-Modificación (con un clima de euforia económica) de la constitución y creación de una cámara única.
Estas acciones combinaban políticas económicas socialistas (estatizaciones) con otras que se enfocaban a obtener una rápida reactivación económica tras una drástica redistribución de la riqueza.

Para profundizar la reforma agraria, se siguió utilizando la ley de reforma agraria de Eduardo Frei, que tenía varios vacíos legales que la Unidad Popular aprovechó, propiciando la «toma de tierras» por los campesinos. (¿Os suena?).

Al finalizar el año 1970, aparecerían los primeros problemas económicos. El déficit presupuestario creció a un ritmo acelerado, del 3,5 % del PGB en 1970 paso a 9,8 en 1971; la política monetaria se descontrola al crecer en un 124% el crédito del sector público; cae el nivel de reservas internacionales de 394 millones de dólares (1970) a 163 (1971), por lo que el gobierno de la Unidad Popular suspende el servicio de la deuda externa; la balanza comercial paso de un superávit de 95 millones al iniciar el gobierno a un déficit de 90 millones. (Me suena).

A finales de ese año, Fidel Castro visitó Chile por tres semanas. Recorrió todo el país, lo que molestó a los opositores a la Unidad Popular. Es también en esa fecha que se empiezan a ver los primeros síntomas del desabastecimiento, en especial de azúcar.En privado, el líder revolucionario cubano manifestó su escepticismo ante la vía pacífica de Allende. Un informe secreto de la CIA reveló las recomendaciones privadas de Castro a los líderes de la UP. Según el documento, Fidel dijo: "Existen muy pocas posibilidades de construir un Estado marxista en Chile si no se usa la violencia".

Miles de mujeres opositoras salieron a las calles a protestar haciendo sonar cacerolas vacías en reclamo por la falta de alimentos. En dicho momento, Fidel Castro se dio el tiempo para recorrer en auto la zona oriente de Santiago, pues quería ver a las mujeres que protestaban con sus propios ojos. Según un ex funcionario de la Cancillería Chilena, Fidel Castro quedó muy impresionado y en la recepción posterior instó a Allende a reprimir con mano dura la manifestación. El aludido le respondió con sequedad: "Aquí yo soy el Presidente". Pese a ello, Fidel Castro recomendó que las mujeres de la UP salieran a las calles a contrarrestar las manifestaciones y dictaminó que "la UP no debía preocuparse por la posibilidad de muertos y heridos, ya que la confrontación es el verdadero camino hacia la revolución".

En aquel momento se agudiza la violencia política. El MIR intensifica sus acciones, como por ejemplo las tomas de tierras y fábricas, en las cuales el Gobierno se negó a usar la fuerza policial.

Las brigadas de la lucha callejera empezaron a implantar un clima de intolerancia en el país y la prensa oficialista también participó de este ambiente de enfrentamiento y descalificación.

En lo económico, La fijación oficial de precios trajo consigo el «mercado negro», donde se vendían los productos a precios multiplicados. El mercado negro y el estancamiento económico causaron la desaparición de productos básicos de consumo en almacenes y supermercados, provocando largas colas de gente para obtener sus mercancías.

En Marzo de 1973 hubieron elecciones parlamentarias, Allende, buscando una solución a la crisis, intentó un acercamiento con la Democracia Cristiana que no fructifico.

A Allende no le quedan muchas opciones. Consideraba que si el golpe de Estado todavía no se daba, era porque el recuerdo del comandante René Schneider y su doctrina (según la cual las Fuerzas Armadas deben apegarse estrictamente a la Constitución y las leyes) lo detenía. Sectores civiles opositores al gobierno se manifestaron frente a los cuarteles arrojando trigo y maíz e insinuándoles que eran gallinas. (¡Que bueno!).

La violencia callejera se volvió cada vez más intensa, acercándose a la barrera de los 100 muertos por violencia política durante el gobierno de Allende.

Allende planeó convocar a un plebiscito acerca de su permanencia en el cargo de Presidente. El plebiscito habría consultado a los chilenos sobre su mandato y el Presidente habría renunciado si el resultado le hubiese sido negativo. Si el resultado del plebiscito hubiese sido a favor de la permanencia de Allende en la Presidencia, presumiblemente habría disminuido la probabilidad de un golpe de Estado. Si el resultado del plebiscito hubiese sido adverso a Allende , se habría retirado con la cabeza en alto por dejar su mandato por designio de la ciudadanía y no por las presiones opositoras. El plebiscito se truncó y no se realizó.

El 22 de Agosto la Cámara de Diputados aprueba el Acuerdo sobre el grave quebrantamiento del orden institucional y legal de la República,(No os lo perdáis) en que acusaban al Gobierno de haber incurrido en diversas violaciones tales como aplicar medidas de control económico y político para luego instaurar un sistema totalitario, violar garantías constitucionales, dirigir una campaña de difamación contra la Corte Suprema, violar la libertad de expresión, reprimir con violencia a los opositores e intentar infiltrar políticamente a las Fuerzas Armadas.

Un día después, se reunieron Allende, Prats y Pinochet en el Palacio de la Moneda. Al finalizar la reunión, Pinochet fue nombrado comandante en jefe del Ejército.


En una reunión el día 9 de Septiembre Allende comentó a Pinochet su intención de un plebiscito. Ése mismo día, el General se sumó al golpe.

Se tenía que adelantar el golpe para antes de Fiestas Patrias (18 de Septiembre) porque si se retardaba mucho podía ocurrir otro «tanquetazo», que permitiría limpiar de oficiales golpistas la plana del Ejército. Pero cayó Prats y Sepúlveda y Pickering renunciaron en un gesto de solidaridad. El nuevo comandante en jefe era Pinochet, del cual no se sabía si era o no golpista. (Me suena)
Pinochet fue el último de los jefes de las Fuerzas Armadas en sumarse al golpe, escribió en sus memorias el almirante José Toribio Merino, que asumió la jefatura de la Armada ese día.
Al proclamarse el Golpe se asedió el Palacio de la Moneda donde se atrincheró Allende. Este decidió rendirse y deponer las armas. Entonces —según el testimonio de uno de sus doctores, Patricio Gijón, que regresó para llevarse su mascarilla antigás—, con el fusil AK-47, (regalo de Fidel Castro) se suicidó disparándose en la barbilla, explotando la bóveda craneana y muriendo instantáneamente.

Lo que de estos acontecimientos siguió, es cuestión de plantearse en otro Post.

Después de leer un poco sobre la situación de Chile bajo la presidencia de Allende, es de recibo plantearse si allí se gozaba de una democracia color de rosa como nos quieren hacer creer o se acercaba peligrosamente a la órbita soviética.




7 comentarios:

soldado-1992 dijo...

La verdad es que el gobierno de Allende recuerda muchisimo al de la II Republica Española.Como siempre,la izquierda provocando follones y los patriotas quedando como malos por salvar a su pais de la ruina.

Arcana Mundi dijo...

Estimado señor:
Le escribo para invitarle a leer el artículo relativo a la relación Islam y mujer.
Muchas féminas pasan lo indecible en muchas sociedades musulmanas y es bueno tener conciencia de ello.
No sólo podrá leer el artículo, sino que podrá participar en la apasionada crítica. Hay gentes a favor o en contra… pero lo importante es la argumentación.
Le advierto que hay algunas imágenes un tanto fuertes.
Un saludo de éste nacional-patriota que le escribe desde Gran Canaria.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Isis dijo...

La verdad no llegue más allá pero deberías informarte más si vas mencionar sucesos como estos allende muy bueno sería pero dejó a Chile en una situación muy miserable, mientras que Pinochet que si bien defraudó bastante a la humanidad si ayudó bastante a la economía del país (no necesariamente de un golpe, pero lo hizo).

Adios

Anónimo dijo...

Privatizar para los amigotes = ayudar a la economia del país, claro que si.

Eso amigotes, a aprender por la wikipedia, así pensáis luego, no parecéis haber leido un documento académico en la vida. Sois títeres, y os hacen sacrificar por ideas abstractas que no alcanzáis a comprender, pero cuya magnificiencia os atrae y os hace subtugaros, dada vuestra baja auto estima individual.

Daría consejo, pero la verdad, lamentablemente, no tengo esperanzas de que cambieis, de que aprendais, a estas alturas.

Anónimo dijo...

Testimonio invaluable de lo que fue el desastroso gobierno marxista de Salvador Allende lo constituye la célebre carta del ex Presidente Eduardo Frei Montalva a Mariano Rumor, Presidente de la Unión Mundial de la Democracia Cristiana (podéis encontrarla en es.wikisource.org). Cabe señalar a Frei y a Patricio Aylwin, ámbos, los más prominentes líderes de la DC chilena, entre los polítcios que más hicieron para que Allende fuera derrocado por las Fuerzas Armadas, con apoyo de la inmensa mayoría de los chilenos. Como imaginaréis, Moscú jamás lo perdonó, iniciando la más millonaria campaña hasta entonces conocida para convencer al mundo acerca de la santidad del "demócrata" Allende, así como de la perversidad de Allende, a lo que la masonería se plegó con gran eficacia.

Un Chileno.

SPEER dijo...

Gracias, anónimo chileno por tu paso por este blog. Muchas gracias por tu comentario.
Recibe mi saludo cordial.